Balance Yoga Murcia

Clases de Yoga en Murcia

Los Beneficios del Yoga Prenatal

Este articulo es muy especial, esta hecho con mucho amor y cariño dirigido a todas aquellas mujeres que estas esperando el regalo de la vida y no quiere dejar su practica habitual de yoga o les apetece probar por primera vez.

A continuación de dejo toda la información que necesitas saber y los beneficios que te aportan el yoga prenatal. Esperamos que te sirva de ayuda y nos hagas participes de tu práctica.

 

Cuida tu cuerpo y tu mente
Durante el embarazo el cuerpo cambia a un ritmo acelerado, es como si la mujer embarazada tuviera que aprender a moverse y respirar de nuevo. En las clases de Yoga Prenatal de Balance Yoga Murcia, se trabaja para que el cuerpo esté mejor preparado para adaptarse a estos cambios a nivel físico y mental.

Con una práctica dinámica, mediante la práctica de las posturas (asanas) se puede conseguir:

  • Una musculatura fuerte y flexible, cualidades necesarias para un embarazo sano y para el parto.
  • Aumentar la capacidad respiratoria y cultivar un mayor estado de calma y presencia.
  • La conciencia corporal y respiratoria mejoran la conciencia postural, lo que ayuda a prevenir y aliviar el dolor de espalda y otras molestias del embarazo.
  • Las técnicas sencillas de meditación y la relajación que se practica al final de cada clase ayudan a reducir el estrés y ayudarte a enfrentar el momento del alumbramiento.

 

Preparate para el momento del parto
Son muchas las mujeres que desean un parto natural (vaginal) y evitan a toda costa la cesárea. Hay algunos factores que se trabaja como: fuerza y flexibilidad de las piernas, de la pelvis y del suelo pélvico y consciencia respiratoria durante el embarazo, que pueden facilitarte el proceso del parto.

Por otro lado, el dolor es probablemente uno de los mayores miedos de las mujeres embarazadas. Todos tenemos una tendencia natural a cerrarnos o tensarnos ante el dolor, lo cual genera aún más tensión. El Yoga puede ayudar a romper este ciclo porque posibilita relacionarse con el dolor desde la consciencia respiratoria y corporal con aceptación. Se puede aprender a manejar dolor en vez de que el te maneje a ti.

 

Conecta con el bebé y contigo misma
En las clases de yoga prenatal de Balance Yoga puede ser un buen momento para conectarse con el bebé y con el embarazo desde el “modo ser” y no el “modo hacer”. Para sentir más pensar menos. Es una gran manera de empezar, literalmente, a crear espacio en tu vida y en tu práctica para tu bebé.

El constante cambio te ofrece la oportunidad de escuchar tu cuerpo y notar que responde diferente a medida que avanza el embarazo, es en este momento de cambios donde te darás cuenta de que antes hacías asanas que ahora no puedes, pero no te preocupes nuestros profesionales adaptaran la practica a ti en todo momento.

 

Conoce a otras futuras mamás
Uno de los beneficios del yoga prenatal es poder unirte a una comunidad con otras madres embarazadas. Compartir este viaje con otras mujeres puede aliviar tu ansiedad al darte cuenta que no eres la única con dudas, molestias o miedos.

En Balance Yoga Murcia te ofrecemos relacionarte con un grupo de mujeres embarazadas para que intercambies informaciones sobre dónde y cómo van a dar a luz, cómo solucionan sus molestias y a veces nacen amistades que se convierten en un grupo de postparto, de crianza o simplemente de amigas con las que puedes practicar yoga postnatal con tu bebé.

 

Desarrolla tu Inteligencia emocional
Desafortunadamente no te podemos asegurar que practicar yoga prenatal tendrás el parto perfecto.¡Lo sentimos! . Pero si que te ayudara en otros muchos aspectos. Quizás la enseñanza más valiosa de la practica prenatal sea estar en condiciones de aceptar la perfección del parto que te toque, aunque no se como lo habías planeado.

Algunas mujeres pueden sentirse fracasadas o culpables por no tener el parto que deseaban. Por eso practicar la aceptación y la gratitud pueden ayudar a reconciliarse con un parto que no ocurre como planeado o imaginado y puede ser una ventaja en el delicado período del postparto.


» Contáctanos para informarte sobre nuestras clases de yoga en Murcia

Diferencia entre Yoga y Pilates

Esta es una de las preguntas que con frecuencia respondemos a nuestros alumnos y es que el yoga y el pilates tienen muchas similitudes entre sí e incluso muchas personas las llegan a confundir.

En este artículo Balance Yoga Murcia te quiere sacar de dudas y por eso te mostraremos las principales diferencias entre el pilates y el yoga.

Ambas son disciplinas de bajo impacto y se pueden realizar en cualquier lugar. Lo único que se necesita es una colchoneta, que en el caso del pilates deber ser más gruesa para ciertos ejercicios en los que se debe rodar sobre la columna vertebral. Para el yoga se necesitaría otra que fuese antideslizante para evitar deslizar en las posturas de pie.

En muchas ocasiones vamos buscando una actividad que nos relaje y nos ayude con alguna lesión de la que no nos podemos recuperar. Por ello, nos recomiendan hacer actividades como el Yoga o el pilates. Aunque ambas disciplinas tienen mucho en común, también tienen diferencias que las hacen únicas.

 

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Se puede perder peso con ambas prácticas?
Todos sabemos que tanto el yoga como el pilates ofrecen muchos beneficios, entre ellos fortificar y tonificarlos músculos de nuestro cuerpo. Sin embargo, si lo que buscas únicamente es lo primero, el pilates será el ejercicio más recomendado para ti ya que además de tonificar los músculos podrás perder peso con la ayuda de las máquinas que se utilizan así como las posiciones.

 

Por otro lado, en el yoga no se realizan actividades tan “fuertes” con las que podrás perder igual o mayor peso que con el método pilates, ya que no utilizan las mismas máquinas ni los mismos ejercicios. Sin embargo, si pueden aportarte beneficios como el aumento de la flexibilidad, entre otros.

 

¿Cuáles son los orígenes de estas disciplinas?
Otra de las diferencias que existen entre ambas es su origen. Para muchas personas es muy importante saber de dónde vienen las actividades que realizan. A continuación, os lo explicamos de forma breve:

  • El Yoga se creé que surgió hace 5.000 años en la India. Aunque su origen es incierto, existen varias teorías para dar una explicación, pero ninguna ha sido comprobada realmente. Forma parte de una gran filosofía y una manera de vivir. Este tipo de práctica se inventó para promover la mejor comprensión de uno mismo y el alineamiento de la mente, cuerpo y espíritu.
  • El pilates se inventó como método de rehabilitación y fortalecimiento del cuerpo a principios de siglo XX por Joseph Pilates. Se podría entender como un método de acondicionamiento físico y mental que se centra en el fortalecimiento de todo el cuerpo. Fue una gran herramienta para rehabilitar a los soldados de la Primera Guerra Mundial así como para bailarines.

 

¿Para qué se suelen utilizar?
Si aún no tienes claro para qué podemos utilizar cada disciplina, no te preocupes, es normal que sigan sintiendo dudas ya que el Yoga y el pilates son similares en muchos aspectos. Ambos incluyen movimientos y poses para incrementar la fuerza, la flexibilidad y la conexión entre el cuerpo y la mente.

Sin embargo, el principal objetivo del Yoga es trabajar la mente y las emociones y ademas mediante las asanas aumentas la fuerza, la flexibilidad y tonifica los músculos.

Mientras que el pilates, solo se centra en tonificar el cuerpo y mejorar la postura y el movimiento de la persona.

 

¿Se utiliza la respiración de igual forma?
En ambas disciplinas la respiración es indispensable para alcanzar los objetivos que se proponen, que como nos podemos ir imaginando ya, serán totalmente diferentes unos de otros.

Gracias al uso que se realiza de la respiración en pilates podemos darle a los músculos la energía que necesitan para su correcto funcionamiento. Por ello, es muy importante que nos concentremos en nuestra respiración para así manejar el oxígeno que entra en nuestro cuerpo y que viaja hacia los músculos con el fin de relajarlos adecuadamente.

Por otro lado, en el Yoga los ejercicios de respiración que se realizan tienen dos objetivos, ademas de darle la energía a los músculos para la practica de las asanas también tiene como objetivo que la persona se relaje ( Pranayama).

Durante la práctica de esta disciplina, es importante, al igual que en el método pilates, que vigilemos nuestra forma de respirar con el objetivo de poder guiar el aire hacia las zonas que debido al estrés no funcionan adecuadamente y relajarlas.

Resumiendo,Tanto en uno como en otro, la respiración desempeña una labor esencial.

  • En el pilates la respiración es torácica, recayendo gran parte del protagonismo en la activación del core.
  • En el yoga la respiración es más bien abdominal e implica una guía para la mente a la hora de enfocar las posturas.

 

¿Cuál es el más adecuado para mejorar la flexibilidad?
Como ya sabemos, gracias al Yoga podemos además de incrementar nuestra flexibilidad y también mejorar las articulaciones. Por ello, el estiramiento y el mantener unas poses estáticas es la temática central del Yoga, ideal para personas que les cueste manejar adecuadamente algunas de sus articulaciones.

Con la realización del pilates no estamos incrementando ni trabajando de forma directa la flexibilidad ya que es más dinámico. Lo que si podemos es mejorar de forma general e indirecta. Como hemos mencionado anteriormente, el pilates va más encaminado a fortalecer tus músculos y como efecto secundario verás que bajas de peso fácilmente.

 

¿Cuál mejora tu fuerza?
Si lo que quieres es mejorar la fuerza de tus músculos, el pilates es la disciplina más recomendada para este fin, ya que se enfoca primeramente en intentar relajar aquellos músculos que estén en tensión para posteriormente fortalecerlos.

A diferencia del Yoga, el pilates si incorpora la opción de utilizar máquinas para trabajar la resistencia así como otro tipo de ejercicios en los que hay que usar colchonetas. En Yoga no se usan maquinas, sino que se trabaja con el propio peso del cuerpo.

 

¿Qué objetivos principales tienen?
Estas dos disciplinas permiten conseguir una adecuada postura, bienestar físico y mental, y aumentar fuerza muscular y flexibilidad articular. Con la práctica del pilates se consigue fortalecer el cuerpo y mejorar el tono muscular, mientras que los ejercicios del yoga, ademas de fortalecer el cuerpo se orientan sobre también a la relajación y a la paz interior gracias a los ejercicios de relajación y meditación.

 

¿Cómo se realizan los ejercicios?
A la hora de practicar estas disciplinas hay algo más que las diferencia, y es la dinámica de los movimientos:

  • En el yoga, las posturas se construyen desde los extremos, es decir, piernas, pies, brazos y manos, hacia el centro.
  • En el pilates ocurre prácticamente lo contrario, desde el centro (glúteos, muslos, abdomen y core) hacia los lados.

 

¿Cómo podemos enfocar cada una de estas disciplinas?
En la práctica del yoga se orienta en varias direcciones, uno de ellos es el aspecto físico con el que realizaras las asanas, adquiriendo fuerza, flexibilidad, resistencia y mayor capacidad respiratoria y el otro aspecto se enfoca más en espiritual de las personas por medio de estas asanas, también se puede considerar una filosofía o un modelo de vida.

En pilates, desaparece el aspecto espiritual y el componente mental es adquirido como conciencia en el cuerpo, es algo físico como recuerdan sus principios básicos de control, respiración, centro, precisión, concentración y fluidez.


» Contáctanos para informarte sobre nuestras clases de yoga en Murcia

Razones Para Practicar Yoga

Hoy os dejo en este artículo varias razones por las que deberías de empezar a practicar yoga o simplemente no dejar de practicarlo.

Habrás escuchado mucho hablar de los beneficios que nos da el Yoga, pero… ¿qué es el Yoga y qué nos aporta?

El Yoga ( en sánscrito significa “unión”) se refiere a una tradicional disciplina física y mental que se originó en la India. Se asocia con prácticas de meditación en el hinduismo, el budismo y el jainismo.

Según sus practicantes, el Yoga otorga como resultado:

  • La unión del alma individual con la divinidad (postura religiosa).
  • La percepción de que el yo es espiritual y no material (postura espiritualista)
  • El bienestar físico y mental (postura racionalista o atea).

En esta última posición, hablamos de los beneficios físicos y mentales de la práctica del yoga, desde un punto de vista más “occidental”, el Yoga como fitness o ejercicio terapéutico.

Existen diferentes tipos de yoga: Hatha Yoga, Kundalini Yoga, Vinyasa Yoga , Ashtanga Yoga, etc. Son en realidad las nueve ramas del árbol del Yoga. Todos estos tipos de Yoga tienen un mismo objetivo común: la unión del cuerpo y la mente. Desde nuestra visión, según el tipo de Yoga que realicemos, se pueden fortalecer unas zonas u otras del cuerpo, ya que las asanas (posturas) son diferentes, así como la velocidad y la respiración. Por eso en nuestras clases de yoga en Murcia te asesoramos y guiamos de que tipo de Yoga es el más adecuado para ti.

Una característica principal del Yoga es la combinación de la respiración (pranayama) con las posturas (asanas) lo que lo hace tan beneficioso.

¿QUE BENEFICIOS NOS APORTA EL YOGA?

Beneficios Visibles

Resistencia:
Como en todo ejercicio físico, la práctica regular incrementa la capacidad de trabajo y por lo tanto cada vez podrás llegar un poquito mas allá y cumplir las metas que te vayas proponiendo, por ello desde Balance Yoga Murcia te animamos a que no desistas en tu practica.

 

Aumenta la fuerza:
En Balance Yoga Murcia podrás practicar asanas que fortalecen y tonifican cada parte del cuerpo. Los músculos se tonifican utilizando el propio peso del cuerpo. Siempre se trabaja postura y contrapostura, lo que permite conseguir una musculatura equilibrada entre tren superior y anterior, agonistas y antagonistas, parte izquierda y derecha del cuerpo.

 

Corrige la postura:
Mientras el tono y la flexibilidad se equilibran, se establece una postura erguida y compensada. Al contrario que el pilates que incluye muchos ejercicios de flexión de tronco, en Yoga se trabaja principalmente en extensión o elongación, realizando las posturas y contra posturas (compensando tren superior e inferior), alejando los hombros de las orejas y alargando la columna. El trabajo respiratorio del Yoga ayuda también a la corrección postural.

 

Aumenta la flexibilidad:
Las posturas de Yoga nos permiten estirar los músculos con total conciencia permitiéndonos ser más flexibles, al trabajar las asanas..

 

Desarrollo del equilibrio:
En Yoga hay posturas de equilibrio (como el árbol o el águila) que combinadas con la concentración y la mirada fija en un punto concreto, realizan un trabajo de equilibrio.

 

Te dota de disciplina:
Todo ejercicio físico conlleva esfuerzo y disciplina para poder mejorar y conocer sus beneficios. Los ejercicios de Yoga, independientemente de la disciplina, pueden adaptarse al alumno. Cada postura tiene variantes más exigentes, y posiciones alternativas por si no pueden ser realizadas. Salvo contraindicación médica, pueden realizarse y siempre con profesionales cualificados.

Beneficios Internos

Beneficios para la respiración:
Unos de los objetivos principales de la práctica del Yoga está en la respiración. Estamos mal acostumbrado a respirar de manera superficial, utilizando una respiración muy costal y elevada, a la vez que superficial. El Yoga combina la respiración abdominal con la costal, y es una respiración nasal, ademas de combinarlo con pequeños ejercicios de apnea, por lo que respiramos plenamente y aumentando la capacidad pulmonar.

 

Beneficios para el sistema circulatorio:
Además de mejorar el trabajo respiratorio (mayor oxigenación de la sangre), al sostener una postura por un tiempo prologado se mejora la circulación de la sangre. En general, las posturas invertidas mejoran la circulación en las piernas.

 

Mejora el funcionamiento de las articulaciones:
Promueve el flujo sinovial permitiendo un movimiento articular más libre, y por otro lado el trabajo disimétrico que se realiza en las posiciones fortalece la musculatura intrínseca.

 

Mejora el sistema digestivo:
Existen algunas posturas de Yoga que afectan directamente al aparato digestivo. Se trata de las torsiones. Asanas como Halasana (postura del arado) o Ardha matsyendrasana ( postura de media torsión) favorecen el tránsito intestinal y estimulan el funcionamiento de los riñones, el hígado y el páncreas. Las asanas estimulan y masajea los órganos internos, lo que mejora sus funciones. Cuanto más tiempo se mantengan estas posturas, yendo más profundo por medio de la respiración, los beneficios para los órganos internos serán mayores.

 

Ayuda a prevenir el cáncer:
Algunos estudios afirman que los ejercicios físicos suaves como el Yoga juegan un papel importante en la prevención, por el bombeo del corazón y el flujo sanguíneo. En la recuperación, proporciona alivio de los efectos secundarios de quimioterapia y radioterapia, ya que ayuda a suavizar las alteraciones del sistema digestivo y la fatiga, potencia la eliminación de toxinas, refuerza el sistema inmune, mejora la autoestima y la gestión de las emociones. Además si lo acompañamos con una alimentación sana y equilibrada ayuda mas a la prevención de esta enfermedad.

 

Refuerza el sistema inmunológico:
Una de las razones por las que nos enfermamos es el estrés. Se ha comprobado que el yoga disminuye las hormonas del estrés. Además, la práctica del Yoga, estimula el sistema linfático que elimina las toxinas del cuerpo, llevando sangre oxigenada a todos los órganos del cuerpo, permitiéndoles funcionar de manera óptima.

 

Relaja el sistema nervioso:
Uno de los principales beneficios de la práctica del Yoga es el impacto que tiene en el sistema nervioso, debido a la conciencia en la respiración y a mantener las posturas por periodos prolongados en una secuencia suave. Prácticas como los ejercicios de respiración (pranayama) activan el sistema nervios parasimpático, ayudando a manejar mejor el estrés y las emociones intensas.

 

Regula el equilibrio interno:
La toma de conciencia corporal que supone la práctica del Yoga en cada postura ayuda a desconectar del exterior y a conectarnos con nosotros mismos.

 

Aumenta la vitalidad:
Uno de los grandes beneficios del Yoga es el gran aumento de la energía que proporciona. Mediante la práctica de las asanas y el pranayama se crea energía que se almacena en el cuerpo, lo que aporta vitalidad y alegría. Aunque se trata de unos de los sistemas de acondicionamiento más antiguos del mundo, se trata de un tipo de ejercicio equilibrado y suave que nunca nos lleva al agotamiento.

La cantidad de beneficios físicos y mentales que tiene el Yoga también mejora la autoestima, lo que también influye en nuestro nivel de energía.

 

Control de las emociones:
Uno de los grandes beneficios del Yoga, por lo que muchos profesionales lo recomiendan, es el efecto calmante sobre el cuerpo y la mente. La práctica regular de yoga nos ayuda a tener más control sobre nuestras emociones, a combatir la ansiedad y el estrés. En el caso de personas con depresión es una práctica muy recomendada por el aumento del tono vital y la auto-estima, por la relajación y el auto-control.

 

Auto-exploración:
La práctica habitual de Yoga desarrolla las habilidades necesarias para comprender el funcionamiento de la mente a través de la observación de la actividad del propio cuerpo y de la respiración y de esta manera puedes conocerte mejor.


» Contáctanos para informarte sobre nuestras clases de yoga en Murcia